Producción de cerveza artesanal vive un boom

El sector inició con tres marcas en el 2012 y actualmente contabilizan 30.

Puebla, Pue. En los últimos tres años, Puebla registró un crecimiento de 200% en marcas de cerveza artesanal, al contabilizar 30, aun cuando siguen los intentos de bloqueos por parte de firmas comerciales para que en restaurantes y bares no les compren sus productos.

El presidente de la Asociación de Cerveceros de Puebla (Acerpue), Alberto Soto Fuentes, comentó que pese a dicha competencia desleal, ven un boom del sector, que en el 2012 se inició con tres marcas, lo que incluso ha valido para que cinco de sus afiliados consideren exportar para el 2016 hacia Estados Unidos.

Refirió que la aparición de más cervecerías en la entidad obedece a que el consumidor busca bebidas de mayor calidad respecto de las convencionales, lo cual se ha ido promoviendo a partir de las ferias de degustación que empezaron a hacer desde el 2013.

Lo anterior, dijo, se ha traducido en que desde el año pasado comiencen a tener más presencia no sólo en restaurantes y bares, sino también en hoteles tipo boutique de la ciudad y su zona metropolitana, donde antes Modelo y Cuauhtémoc exigían a los dueños de esos establecimientos no comprar cerveza artesanal.

“Lo que sí notamos que sigue por parte de las cervecerías grandes es que regalan el mobiliario —sillas y refrigeradores— e incluso pintan con sus colores las fachadas de los establecimientos para que sólo ofrezcan sus productos, lo cual nosotros como microempresarios no tenemos la capacidad económica de ofrecer”, explicó.

En julio del 2013, la Comisión Federal de Competencia (CFC) resolvió que Grupo Modelo y Cervecería Cuauhtémoc redujeran sus contratos de exclusividad y prácticas monopólicas para permitir la venta de bebidas artesanales en todos los antros y bares del país. En caso de incumplirse estas condiciones, se les sancionaría con hasta 8% de los ingresos anuales que obtenga cada empresa en el mercado nacional.

Soto Fuentes comentó que otro de los problemas es la adquisición de la cebada, a pesar de que Puebla es uno de los principales productores del país, ya que es acaparada por ese par de los fabricantes reconocidos.

Explicó que la materia prima deben importarla, lo cual eleva los costos de producción, que en el caso de una botella de 12 onzas, es de entre 10 y 15 pesos por unidad, y para las grandes, de entre 1 y 2 pesos.

Indicó que a pesar de esas complicaciones, han comenzado a distribuir sus productos en estados colindantes como son Tlaxcala, Estado de México y el Distrito Federal, mientras que los más antiguos buscan entrar a mercados del norte del país e incluso a Quintana Roo.

Comentó que en total producen 500,00 litros al año, por lo que es quinto lugar nacional después de Jalisco, Estado de México, Querétaro y Michoacán.

Algunas de las marcas participantes son Homero, Myrra, Bambusa, Dunkel, Weissbier y Cerveceros Artesanales Poblanos Caseros, Saga, Mariquita, Cerveza Licha, Tehuacán, entre otras, cada una de las cuales genera entre 15 y 20 empleos directos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *